Zune 8

Cada año, al “renovarnos” como MVP’s, Microsoft nos obsequia con una serie de regalos, entre ellos están 150 “bucks” para comprar en la tienda de la compañía. He comprado de todo tipo de cosas, desde ropa hasta relojes, pasando por software para regalar. Este año, entre otras cosas, ha sido el Zune 8… y no precisamente por no tener reproductores MP3: desde el primero (de los primeros regalos MVP de Microsoft), un Muvo de 128MB, para continuar con un ZEN de 1GB, después un Höher V80 de 4GB, luego un Samsung YP-K3J, 4 GB también, todos ellos regalos personales.
El Samsung es excelente. A favor muchas cosas: duración de batería, diseño, manejabilidad, calidad de sonido, no requiere de instalación de software (aunque lo tiene, Samsung Media Studio) . En contra: no tiene pasador para colgar por lo que se ha de llevar en el bolsillo (o en la mano). Para los que gusten de tener vídeos en este tipo de aparatos éste no lo soporta. Dispone de radio, música y fotos.
El Zune, de momento, perfecto: con vídeo, foto, música, radio y otras “zarandajas” que no voy a utilizar -de momento (Podcast).
En contra: sólo se puede sincronizar (pasar datos) mediante el software Zune (no aparece unidad de disco cuando lo conectas) y a los diseñadores les diría que hace falta “ser un poco tonto” para poner el conector de los auriculares en la parte inferior y el pasador para colgar en la superior.
A favor: creo que la duración de la batería va a ser muy similar al Samsung. Puedo ver los vídeos en formato wmv (así los tengo los de mi nieto). Reconoce las carátulas de los álbumes. La radio reconoce los nombres de las emisoras… y es táctil-a-medias, es decir, tiene el Control Zune que permite desplazarse con arrastrar el dedo por el botón.
En fin, espero que sea el último reproductor en mucho tiempo.

Deja un comentario